En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsado desde Naciones Unidas a través de la Agenda 2030, se generarán propuestas a la autoridad sobre cómo enfrentar necesidades de la zona, la cual presenta los mayores índices de pobreza multidimensional y por ingreso del país.

Levantando miradas desde el territorio...

Salud, pobreza, instituciones para la paz y justicia social son los temas que la sociedad civil organizada de la región de La Araucanía, identificaron como los de mayor importancia y urgencia para trabajar en miras de un desarrollo sostenible. Así lo manifestaron en el coloquio organizado el año pasado por el proyecto Asocia 2030 y que las casi 20 organizaciones que participaron en el encuentro de este año tomaron como punto de partida para desarrollar propuestas de trabajo conjuntas, las que serán presentarán a las autoridades de la zona.

Cristian Sepúlveda, coordinador regional de la Comunidad de Organizaciones Solidarias en La Araucanía, destacó que existe muy poco conocimiento acerca de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en la sociedad civil, las empresas y el gobierno, por lo que se hace necesario educar acerca de ellos y su impacto. “Desde el año pasado hemos iniciado una relación con el Ministerio de Desarrollo Social, y esperamos ser un colaborador como sociedad civil con el Estado. Creemos que la formulación de políticas públicas tiene que ir en sintonía con los ODS o simplemente será letra muerta”, enfatizó.

Alex Barril, coordinador general del proyecto Asocia 2030, explicó que “nuestro objetivo es crear espacios de conversación y reflexión sobre los alcances de la Agenda 2030 en el Desarrollo Sostenible para el país. En el caso de La Araucanía, el año pasado propiciamos que las organizaciones sociales se conocieran y crearan una red y este año, buscamos dar fuerza a esa red, creando propuestas conjuntas, que permitan hacer incidencia pública en los temas de la región”.

Al respecto, Cristian Urrutia, encargado de Sociedad Civil del Ministerio de Desarrollo Social de La Araucanía, señaló que “ya hemos tenido acercamientos con organizaciones sociales, pero este tema va más allá, hay que llevarlo a la sociedad civil, a las organizaciones comunitarias y de base en su conjunto. Hoy en día hay temas que requieren otra mirada, como la relación con el pueblo Mapuche, la pobreza y la paz, es por eso que debemos socializar que es la Agenda 2030 para todos con pertinencia local”.

Sepúlveda destacó que La Araucanía es la región más pobre del país, por ingreso y por pobreza multidimensional, en ese sentido, las organizaciones que están en la zona “trabajan en estas dimensiones, así como de la inequidad que va muy de la mano. Otros de los temas que también nos preocupan y que están asociados a la generación de pobreza, son el acceso al agua, que ya se destacó en el coloquio del año pasado y que necesitamos seguir relevando. Todo esfuerzo tiene que ir mancomunado con la empresa privada y el gobierno regional”.

Según la Encuesta Casen 2015 La Araucanía es la región con más pobreza del país, con una tasa medida por ingreso de 23,6%, mientras que el promedio nacional es de 11,7%. Asimismo, y según cifras entregadas por la seremía del Trabajo, la región es la con mayor tasa de desempleo en el país, alcanzando un 8,8% durante el trimestre móvil noviembre–enero del 2018.

Alex Barril desatacó la importancia del trabajo coordinado de las organizaciones de la sociedad civil: “A lo largo del proyecto nos hemos dado cuenta de que uno de los valores que debemos rescatar es la asociatividad. Hemos visto como hay organizaciones que inciden en un mismo territorio, con temáticas similares o complementarias, que cuando unen fuerzas, son capaces de generar más y mejores intervenciones y propiciar cambios. Finalmente, comprendemos esta Agenda como una hoja de ruta política, una oportunidad para transformar Chile”.

El proyecto Asocia 2030 es financiado por la Unión Europea, y lo llevan adelante tres plataformas de organizaciones de la sociedad civil: la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, ACCION; la Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS); y la Red Voluntarios de Chile, que entre ellas reúnen a más de 350 organizaciones. Concentra su acción en cinco de los 17 objetivos de desarrollo sostenible: ODS 1, Pobreza; ODS 5, Equidad de Género; ODS 10, Desigualdad; ODS 13, Cambio climático; ODS16, Justicia y Paz Social.